jueves, 17 de enero de 2019

Galletas de café.


Si os gusta el café no lo dudéis: estas son vuestras galletas; cuando terminas de masticar un bocado te   queda un fantástico sabor a café en la boca.

Como cualquier otra galleta no podemos decir que sean ligeras, llevan mantequilla, azúcar, harina… así que no te comas todas las que te van a apetecer solo son un capricho para acompañar el café.



Necesitamos:
120 g de mantequilla.
120 g de azúcar ecológica.
1 huevo.
15 g de café soluble.
25 g de cacao puro.
230 g de harina ecológica.
½ sobre de levadura tipo Royal.

Empezamos pesando todos los ingredientes. La mantequilla y el huevo lo sacamos con antelación de la nevera para que estén a temperatura ambiente.

Mezclamos por un lado la harina, el cacao, el café soluble, pizca de sal y la levadura; revolvemos bien para hacer una mezcla homogénea.

En otro bol ponemos la mantequilla pomada y el azúcar; batimos bien y cuando está añadimos el huevo. Seguimos batiendo para integrarlo.

Ahora vamos agregando, poco a poco, la mezcla seca (harina, cacao, café, sal, levadura) y batiendo para mezclar.

Cuando ya tenemos las dos mezclas unidas hacemos una bola con la masa, la envolvemos en film trasparente y dejamos en la nevera unos 30 minutos mínimo.

Precalentamos el horno a 170º y forramos la bandeja con silicona o con papel de horno.

Vamos haciendo bolitas, lo más iguales posible; yo cogía trocitos de masa y los pesaba para hacerlos homogéneos; los míos pesaban entre 25/30 g.

Cuando tenemos las bolitas hacemos una hendidura, con el borde del mango de una cuchara por ejemplo; se trata de imitar un grano de café sin moler.

Metemos al horno durante unos 12/15 minutos. Dejamos enfriar sobre una rejilla.


                                              ¡Y listo!

lunes, 14 de enero de 2019

Canelones con boniato y requesón.



Estos canelones tienen un relleno con un sabor y una textura muy suave, ligeramente dulce. Llevan un poco de sala de tomate, no mucha ya que no queremos que se convierta en el sabor protagonista. Tampoco van gratinados con queso para no añadir calorías.

Necesitamos para dos:
8 ó 10 placas de canelón.
350 /400 g de boniato (batata).
150 g de requesón.
½ cebolla.
1 bote de tomate triturado.
Sal y aceite de oliva virgen extra.

Empezamos pelando el boniato y partiéndolo en trozos no muy grandes para que se asen pronto.

En una fuente de horno ponemos dos cucharadas de aceite, el boniato y sal. Revolvemos y metemos en el horno a 180º durante unos 30 minutos, pinchamos para comprobar que está blandito.



Dejamos templar.

Mientras vamos preparando una salsa de tomate a nuestro gusto; yo sofrío un poco de cebolla menuda y añado el tomate triturado, sal y un poquito de azúcar; dejo cocer despacio hasta que está espesa.

Cocemos las placas de los canelones, siguiendo las instrucciones del paquete, sacamos a un trapo de cocina y dejamos que se sequen.

Mezclamos el boniato asado, y ligeramente machacado, con el requesón.

Vamos rellenando los canelones.

En la misma fuente en que hemos asado el boniato, sin limpiar, ponemos unas cucharadas de salsa de tomate, los canelones y cubrimos con otro poco de salsa de tomate.



Volvemos a meter la fuente en el horno a 160/170º para que se calienten bien.



                                             ¡Y listo!

sábado, 12 de enero de 2019

Solomillo con salsa de champiñones.



Solomillo de cerdo, unos 130 g por persona.
2 dientes de ajo.
1 cebolla mediana.
300 g de champiñones.
½ vaso de vino blanco.
1 cucharilla de harina.
½ cucharilla de pimentón dulce (opcional).
Sal, pimienta negra, perejil y aceite de oliva virgen extra.




Empezamos partiendo el solomillo en tacos de 3 ò 4 centímetros de grosor.

Ponemos en una sartén amplia 3 ó 4 cucharadas de aceite y sellamos los medallones de solomillo adobados con sal y pimienta negra.

Cuando están dorados los sacamos para un plato y reservamos.

En la misma sartén, sin limpiarlas freímos los dientes de ajo laminados y la cebolla picada menuda. Cuando está blanda, sin llegar a dorarse agregamos los champiñones* bien limpios y partidos en trozos regulares.  Seguimos sofriendo durante unos minutos y vemos que los champiñones pierden volumen y están más blanditos, es el momento de añadir la harina, dar unas vueltas y dejar que se cocine.

Si vais a poner el pimentón hacerlo en este momento.

Subimos el calor y ponemos el vino blanco, dejamos evaporar y volvemos a poner la carne con todos los jugos que haya soltado en el plato. Ponemos un poco de agua, tapamos y dejamos cocer despacio unos cinco minutos.

Espolvorear un poco de perejil picado.


*Me gustaría recordaros que los champiñones no se deben mojar para limpiarlos sino que hay que hacerlo con un paño o con papel de cocina.

jueves, 10 de enero de 2019

Sopa de arroz con verduras.


Una sopa sabrosa, nutritiva, completa y…ligera. Sin apenas grasa, solamente un poco de aceite de oliva virgen, con verduras a vuestro gusto y con un cereal; de forma optativa se puede añadir un poco de jamón o un huevo cocido o pollo asado o a la plancha picadito ¡en fin! una sopa muy adaptable al gusto personal.



Necesitamos:
Verduras variadas. Yo puse puerros, zanahorias, judías verdes, romanesco.
Arroz.
2 ó 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
Jamón (optativo).

Empezamos lavando muy bien y partiendo las verduras; las zanahorias peladas y en medias lunas; las judías verdes despuntadas y partidas; el romanesco en ramitos; los puerros en trocitos. Recordad que es para una sopa así que los trocitos tienen que ser del tamaño adecuado para la cuchara.

En una pota ponemos el aceite y vamos añadiendo las verduras para que se sofrían, primero el puerro y la zanahoria, después de 3 ó 4 minutos las judías y el romanesco.

Cuando todo empieza a ablandar agregamos el arroz, seguimos sofriendo un par de minutos y cubrimos con agua (o caldo), ponemos sal y dejamos cocer hasta que el arroz está hecho.

Mientras ponemos en una sartén unas lonchitas de jamón y dejamos que se tuesten.


                                        ¡Y listo!

martes, 8 de enero de 2019

Coliflor al curry.




Después de tantas fiestas, tantas comidas especiales, tanto brindis y tanto de todo, creo que vamos necesitando algo un poco más ligero pero no menos sabroso.




Necesitamos:
1 coliflor.
1 cebolla mediana.
½ cucharada de harina.
½ vaso de vino blanco.
Curry, al gusto.
4 lonchas de beicon (o panceta, jamón...)
Aceite de oliva virgen extra y sal.

Empezamos poniendo agua a hervir con sal; partimos la coliflor en ramitos más o menos del mismo tamaño para que se cuezan al mismo tiempo. Pinchamos con una brocheta el tallo de uno para comprobar que están blandos sin deshacerse.

Escurrimos y reservamos.

Mientras en una sartén ponemos 2 ó 3 cucharadas de aceite y vamos pochando la cebolla. Cuando esté transparente añadimos la harina y el curry (la cantidad a vuestro gusto, yo puse como ½ cucharilla de postre) damos vueltas para sofreír; ponemos el vino blanco; dejamos que se evapore e incorporamos la coliflor y un pocillo de agua para que la salsa no nos quede demasiado espesa.

En otra sartén hacemos el beicon partido a trocitos hasta que esté tostado a vuestro gusto. Sí ponéis panceta no es necesario que pongáis aceite porque ella ya suelta, si es jamón o beicon hay que poner una pequeña cantidad.



domingo, 6 de enero de 2019

Galette de rois.



¡El pastel típico de los franceses para el día de los Reyes Magos!




Para ser rigurosa debería llamar a este pastel “galette de rois asturiano”.  El pastel en esencia es el mismo pero yo he cambiado el relleno utilizando algunos productos típicos de Asturias: manzanas, avellanas, nueces…

El relleno en Francia se hace con almendras; si queréis hacerlo así encontraréis fácilmente la receta.


Necesitamos:
2 planchas de hojaldre redondas.
2 manzanas.
Un trocito de mantequilla.
1 cucharada de azúcar moreno.
Un puñado de uvas pasas.
Avellanas tostadas y nueces.
Canela, al gusto.
1 huevo.
Brandi suficiente para hidratar las uvas pasas (si hay niños no).
2 figuritas.

Empezamos pelando las manzanas y poniéndolas en una sartén con la mantequilla y el azúcar; dejamos que se vaya cocinando hasta que la manzana esté blandita y caramelizada. Añadimos la canela.

Hidratamos las uvas pasas en el brandi, escurrimos y agregamos.

Cascamos y partimos en trozos las nueces y las avellanas.

Encendemos el horno a 200ºC.

Extendemos una plancha de hojaldre y pintamos con huevo batido unos 2 centímetros todo alrededor; en el centro ponemos el relleno atemperado y las figuritas ¡bien disimuladas! 



Cubrimos con la otra plancha, hacemos unos dibujos que simulen rayos y pintamos con el resto del huevo batido.

Metemos en el horno unos 20 minutos, hasta que esté bien dorado.




jueves, 3 de enero de 2019

Bizcocho de mandarina.


Necesitamos:
65 g de zumo de mandarina.
La piel rallada de dos mandarinas.
4 huevos.
100 g de azúcar.
60 g de leche.
80 g de aceite de girasol.
225 d de harina.
1 sobre de levadura.
1 pizca de sal.



Empezamos preparando todos los ingredientes, pesando, rallando, haciendo zumo…

En un bol grande batimos los huevos con el azúcar hasta que esté bien espumoso.

Añadimos la leche y batimos.

Después el aceite y volvemos a batir para integrarlo bien.

Ponemos el zumo y la ralladura, batimos.

Mezclamos la harina con la levadura, pasamos la mezcla por un colador y vamos añadiendo pequeñas cantidades a la mezcla líquida; mezclamos bien y seguimos añadiendo hasta terminar con toda la harina.

Calentamos el horno a 180ºC.


Ponemos la mezcla en un molde de silicona y horneamos hasta que al pincharlo con una brocheta ésta salga limpia. Sí utilizáis otro tipo de molde untarlo con un poco de aceite y harina, retirando el sobrante antes de poner la masa.





miércoles, 2 de enero de 2019

Merluza en salsa negra.


Hoy un plato muy sencillo y fácil de hacer pero con un resultado de lujo. Yo lo ha hecho con merluza pero podéis usar rape (pixín), bacalao, rodaballo…a vuestro gusto.

Os tengo que confesar que las fotos no le hacen mucha justicia; no pude hacerlas en el momento así que…son de una ración que sobró y salió del “frigo al plató fotográfico”, estaba fría y su aspecto no es el mejor. Aclarado esto vamos con los ingredientes.


Necesitamos para la salsa:
1 cebolla mediana.
1 zanahoria.
2 dientes de ajo.
½ pimiento verde.
½ vaso de vino blanco.
1 cucharilla de harina.
1 vaso de caldo de pescado.
2 sobres de tinta de calamar.
Sal, aceite de oliva virgen extra y perejil.
Además necesitamos entre 200/250 g de merluza sin espinas, por persona.

Empezamos preparando la salsa: en una sartén con dos cucharadas de aceite vamos pochando la cebolla, partida en juliana, la zanahoria pelada y partida en medias lunas finas y el ajo picadito. Cuando empiezan a ablandar añadimos el pimiento verde en trocitos.

Mientras esto se cocina en un vaso deshacemos las tintas en  el caldo. Pasamos por un colador y reservamos.

Cuando están bien pochadas las verduras agregamos la harina, damos unas vueltas para que se fría y añadimos el vino blanco y las tintas desleídas en el caldo de pescado.

Pasamos por la batidora y dejamos cocer despacio dos o tres minutos. Probamos de sal y rectificamos si hace falta.

En la plancha, o en otra sartén, ponemos dos cucharadas de aceite y hacemos la merluza, previamente sazonada, dos o tres minutos por cada lado.


La ponemos en la salsa y dejamos hervir tapado y lentamente hasta que el pescado termine de hacerse, no más de dos o tres minutos.



Podemos servirla con arroz blanco como acompañamiento.

miércoles, 12 de diciembre de 2018

Berenjenas con cuscús y anchoas.


Las berenjenas rellenas son un plato muy versátil porque cambiándole el relleno tenemos un plato nuevo y distinto.

Admiten casi, casi de todo: carne, pescado, marisco, verduras…todo el mundo puede encontrar un relleno a su gusto.


También tiene la ventaja de que se puede tener preparado con antelación a falta del último golpe de horno, del gratinado.


Necesitamos para dos:
Dos berenjenas.
1 cebolla mediana.
60 g de cuscús.
½ cucharadita de curry.
6 u 8 anchoas saldas en conserva.
Aceite de oliva virgen extra y sal.
Para gratinar necesitamos: 2 dientes de ajo picaditos, perejil picado y pan rallado.

Empezamos lavando las berenjenas y partiéndolas longitudinalmente. Calentamos el horno a 180º, hacemos unos cortes, no profundos en la carne de la berenjena, salpimentamos y untamos con aceite ligeramente. Asamos las berenjenas unos 30 minutos. Las sacamos y dejamos que se templen.

Mientras en una sartén ponemos dos o tres cucharadas de aceite y sofreímos la cebolla picada menuda. Cuando podamos tocar la berenjena sin quemarnos sacamos la carne, con cuidado de no estropear la piel, y la picamos.

Mezclamos el sofrito de cebolla con la berenjena picada y sofreímos unos minutos, tres o cuatro.

Preparamos el cuscús.

Yo lo hago así: Unto una fuente con una cucharada de aceite; pongo el cuscús; lleno un vaso con el mismo volumen de agua y lo pongo a calentar con un poco de sal y una pizca de curry. Cuando hierve se lo echo al cuscús, lo tapo y dejo reposar e hidratarse unos 10 minutos. 

Pasado este tiempo con un tenedor empiezo a removerlo con un tenedor para que se airee y no tenga grumos. Ya lo tengo.

Añadimos el cuscús hidratado al sofrito de cebolla y berenjena.

Vamos rellenando las pieles de berenjena hasta la mitad, ponemos encima las anchoas enteras o picadas a nuestro gusto y completamos con el resto del sofrito.




Mezclamos el ajo picado, pan rallado y perejil y con esta mezcla cubrimos las berenjenas.



Hasta aquí podemos tener el plato preparado y gratinar cuando lo vayamos a consumir.

El gratinado es una técnica de cocina que consiste en cubrir un alimento con otro producto, generalmente queso, bechamel o pan rallado y dorarlo dándole calor fuerte directamente en el horno.


Sí dejamos el plato para terminarlo después hacemos así: calentamos el horno a 150/160º, metemos la fuente cubierta con papel de aluminio y dejamos que se calienten bien por dentro las berenjenas; quitamos el papel, subimos la temperatura a 180/190º y gratinamos hasta que se dore.


                                             ¡Y listo!