miércoles, 22 de noviembre de 2017

Crema de puerros y peras.






Crema de puerros hay varias y todas muy ricas. Esta tiene un toque muy especial que la hace, además de sabrosa y nutritiva, una crema especial que nos puede servir como entrante en una cena de lujo.

Esta receta es del libro "Ecología sobre la mesa"








Necesitamos:
3 puerros.
3 peras maduras.
Una cebolla mediana.
Un nabo (yo puse una patatas mediana, porque no tenía nabo).
Un vaso pequeño de vino blanco.
Un yogur natural.
Caldo de verduras.
Jengibre, yo puse un trocito como de un centímetro; si no tenéis costumbre de usarlo probad con menos, pero no dejéis de ponerlo; junto con la pera y el puerro da a la crema un gusto muy bueno.
Sal y aceite de oliva virgen.

Empezamos limpiando muy bien los puerros, haciendo un corte longitudinal que nos permita quitar, si tienen, toda la tierra lavándolos bajo el grifo. Lo troceamos.

Partimos la cebolla en trozos y la sofreímos junto con el puerro en dos o tres cucharadas de aceite.
 
Cuando esté blando ponemos la patata y rehogamos un minuto.

Añadimos el jengibre, revolvemos y ponemos el vino; subimos el fuego y dejamos evaporar.

Agregamos el caldo y cocemos unos 15 minutos.

Ponemos las peras troceadas y cocemos unos cinco minutos.

Cuando todo está bien cocido trituramos y añadimos el yogur natural.

Rectificamos de sal.







                                                                                ¡Y listo!

domingo, 19 de noviembre de 2017

Bizcocho de moscatel.




Esta receta la vi en un programa de cocina francesa que ponen en la 2 por la tarde y me llamó la atención.

Pensé que iba a tener un sabor más fuerte a moscatel pero no es así, el sabor es suave, delicado. 

Puse menos azúcar de la que decía porque pensé que el moscatel es ya bastante dulce y además a mí no me gustan los bizcochos demasiado dulces.



Necesitamos:

150ml de vino de moscatel.
220g de harina. 
3 huevos enteros y una yema, a temperatura ambiente.
65g de azúcar  (la receta decía 150g).
40ml de aceite de oliva.
½ sobre de levadura (tipo Royal).

La receta lleva también la piel de un limón rallada, que yo no le puse porque no tenía limón ecológico.

Es fácil de hacer: empezamos batiendo muy bien los huevos, la yema y el azúcar.

Añadimos el aceite y el vino.

Mezclamos la harina con la levadura, lo pasamos por un colador y lo añadimos.

Ponemos la masa en el molde y lo metemos en el horno caliente a 180º; en unos 30/35 minutos estará listo.

 
                                          ¡Y listo!