jueves, 30 de abril de 2020

Chipirones angulados.



Los chipirones angulados son un excelente aperitivo, que se cocinan en menos de cinco minutos; eso sí hay que tomarlos recién hechos, bien calentitos.


Necesitamos para dos:
12 chipirones.
2 dientes de ajo.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal y cayena (optativa).

Empezamos limpiando los chipirones; quitamos las vísceras tirando de la cabeza y patas; cortamos las patas y reservamos para otro plato. Los lavamos bien y quitamos la piel.

Son muy fáciles de limpiar solamente hace falta un poco de paciencia.

Los cortamos sobre una tabla en aros finitos; recordad que tienen que imitar a las angulas. Reservamos.




En una sartén ponemos a calentar una cucharada de aceite y freímos el ajo picado y la guindilla; cuando el ajo empieza a dorarse agregamos los aros de chipirón y cocinamos durante un par de minutos a fuego fuerte.

¡Y listo, a disfrutar!


martes, 28 de abril de 2020

“Isfiriya” de berenjena (Badanyan).




Esto del confinamiento tiene, o eso quiero creer yo, algún aspecto positivo: me ha dado tiempo a leer y releer, casi, casi a estudiar algunos libros.

El libro “Recetas con historia” de Ángeles Díaz Simón ha contribuido a llenar algunas horas de cuarentena.



Esta “receta forma parte de La cocina hispano-magrebí durante la época almohade según manuscrito anónimo del siglo XIII”



Necesitamos:
1 berenjena mediana.
40 g de miga de pan seca.
2 huevos medianos.
Dos dientes de ajo.
Aceite de oliva virgen extra.
Vinagre, sal y pimienta negra.
Canela (yo no la puse, pero la receta original la incluye).

Empezamos pelando la berenjena, la troceamos y la cocemos unos minutos en agua salada, hasta que esté blanda; la ponemos en un colador para que pierda el agua.

Batimos los huevos, agregamos las migas de pan, un diente de ajo crudo picado lo más pequeños que podáis, sal y pimientaAmasamos.

Cuajamos la tortilla.

Preparamos una salsa: en un poco de aceite freímos el otro diente de ajo picadito, añadimos un chorro de vinagre, damos un hervor y servimos por encima de la tortilla.


¡Y listo, a disfrutar!


La receta original.

sábado, 25 de abril de 2020

Galletas de avena, coco y “Asturcilla”.



Para el desayuno o para el café por la tarde, en cualquier momento que os apetezca.

Son unas galletas muy fáciles y rápidas de hacer y con una capa de Asturcilla son una auténtica delicia.


Necesitamos para 12 galletas:
1 huevo mediano.
60 g de azúcar moreno.
60 g de mantequilla.
50 g de copos de avena.
30 g de coco rallado.
30 g de harina.
8 g de levadura química.
Una pizca de sal.
Un bote pequeño de Asturcilla*

Empezamos preparando todos los ingredientes: dejamos la mantequilla y el huevo a temperatura ambiente; pesamos todo lo demás.

Yo di un “golpe de batidora” a los copos de avena para romperlos un poco, no totalmente, sin llegar a dejarlos en harina.

En un bol ponemos la mantequilla con el azúcar y batimos; agregamos el huevo batido y mezclamos hasta integrarlo.

Mezclamos el resto de los ingredientes: el coco, la harina, los copos de avena, la levadura y la sal.

Unimos las dos mezclas.

Metemos el bol en la nevera unos 30 minutos para que enfríe la mantequilla y se pueda manipular mejor la masa.

Sacamos la bandeja del horno y la forramos con papel de horno. Lo calentamos a 170º.

Con una cuchara vamos poniendo bolas de masa, bien separadas en la bandeja; aplastamos un poco para darle forma.

Horneamos unos 10/12 minutos.

Sacamos para una rejilla y dejamos templar.

Untamos la mitad con una buena capa de Asturcilla y tapamos con otra galleta o, simplemente las vamos untando a medida que nos las comemos.


¡Y listo, a disfrutar!

viernes, 24 de abril de 2020

Pimiento relleno.



Pimiento relleno.
Necesitamos:
1 pimiento rojo, por persona.
Arroz.
Zanahoria y puerro.
Un puñado de uvas pasas.
Aceite de oliva virgen extra.
Za`atar* (optativo) 0 pimienta negra.
Sal.



Empezamos lavando muy bien el pimiento y lo secamos; cortamos un trozo a lo largo y las semillas, como veis en la foto.



Ponemos el pimiento en el horno, untado por fuera y por dentro con aceite de oliva y sal;  lo asamos a 180º hasta que empiece a ablandar pero sin perder la forma.

Mientras cocemos el arroz con agua y sal; escurrimos y reservamos.

Pelamos la zanahoria y la partimos; la cocemos y reservamos.

Quitamos la primera capa del puerro y lo partimos en trozos de dos centímetros, más o menos.

Ponemos en una sartén dos cucharadas de aceite con el puerro, a fuego suave y dejamos que se vaya pochando. Cuando esté tierno añadimos la zanahoria, las uvas pasas y el arroz cocido.

Dejamos que se sofría todo junto y ponemos el za`atar (o la pimienta negra).

Rellenamos el pimiento y dejamos en el horno unos diez minutos más. Es importante que cubramos el relleno con un papel de horno o de aluminio para evitar que el arroz se seque.


¡Y listo, a disfrutar!

*Za’atar: es una mezcla de especias de color verdoso que se prepara con las hojas molidas de za’atar (origanum syriacum), semillas de sésamo, zumaque y sal. Las hojas de za’atar tiene un aroma inconfundible; esta especia está emparentada con el orégano y la mejorana, pero también evoca el comino, el limón, la salvia y la menta.

Información de: Chef Ottolenghi.


miércoles, 22 de abril de 2020

Empanadillas de espárragos verdes y langostinos.





Necesitamos:
Obleas.
½ cebolla mediana.
Un manojo de espárragos verdes.
Langostinos, calcular dos por empanadilla.
½ cucharada de harina.
½ vasito de leche.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal.


Empezamos preparando los espárragos; quitamos el extremo final, que es más duro, los lavamos muy bien y los partimos en trozos pequeños.

Pelamos la cebolla y la partimos.

En una sartén ponemos dos cucharadas de aceite y ponemos a pochar la cebolla y los espárragos, con una pizca de sal.


Una vez pochados agregamos los langostinos partidos y los dejamos el tiempo suficiente para que cambien de color, apenas un minuto.


Ponemos la harina y la cocinamos para que no sepa a crudo; añadimos un poco de leche dejamos cocer para que quede cremoso. Probamos de sal. Dejamos enfriar.


Rellenamos las obleas, las doblamos y sellamos los bordes con un tenedor. 


Las pintamos con el huevo batido y las metemos al horno a 180º/190º durante unos 12/15 minutos.


¡Y listo, a disfrutar!

lunes, 20 de abril de 2020

Ensalada de judías verdes y zanahoria.



Necesitamos:

Judías verdes (fréjoles), zanahoria, huevo cocido, avellanas y aceitunas.
Aliño: mostaza, sal y aceite de oliva virgen extra.


Empezamos preparando las judías verdes: quitamos, con un pelador, las hebras laterales (si son muy tiernas no hace falta) y los extremos; las partimos a lo largo en dos partes y después en trozos.


Las hervimos en agua con sal lo justo para que queden blandas pero con un punto crujiente, sin pasarnos de cocción.

Escurrimos y reservamos en una fuente para que se enfríen.

Pelamos las zanahorias, las partimos en bastones lo más iguales posibles y los cocemos teniendo también cuidado de dejarlas blandas pero tersas.

Cocemos el huevo, dejamos enfriar y pelamos.

Cascamos las avellanas y las tostamos en el horno unos minutos; si las compráis de bolsa ya vienen tostadas.

Preparamos el aliño batiendo la mostaza con un chorro de aceite de oliva y una pizca de sal.

Montamos la ensalada poniendo las judías verdes, las zanahorias, el huevo cocido partido en rodajas o cuartos y las avellanas tostadas.

Adornamos con las aceitunas. Yo usé aceitunas rellenas pero poner las que os gusten.

Repartimos el aliño.


¡Y listo, a disfrutar!

viernes, 17 de abril de 2020

Pollo asado, con verduras.


Asado lento, a baja temperatura, sin prisa.


Necesitamos por persona:
1 zanca de pollo.
Verduras: calabacín, zanahoria, coliflor y cebolla.
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
Sal, orégano y pimentón dulce.

Empezamos preparando el pollo; lo sacamos de la nevera unos minutos antes para que se atempere y no esté tan frío.

Preparamos dos cucharadas de aceite con ½ cucharilla de pimentón dulce y orégano; partimos las verduras, después de lavarlas muy bien, en trozos grandes porque van a estar en el horno bastante tiempo.


Untamos muy bien la carne y las verduras con esta mezcla y la dejamos mientras calentamos el horno.



Yo escogí estas pero podéis poner otras, patata, brócoli, calabaza, pimiento rojo…lo que más os guste.

En una fuente de horno ponemos el pollo y todas las verduras bien repartidas, lo salamos; metemos en el horno a 160º durante unos 50 minutos. Después de media hora damos vuelta a la zanca.

Las verduras y la carne empezarán a soltar agua y así se asarán en su propio jugo; el pollo también perderá gran parte de la grasa que pueda tener debajo de la piel.

Cuando esté asado subimos el calor, a 190/200º, y la bandeja para que la piel se tueste y coja un bonito color.


Recogemos todo el jugo que quede en la fuente para poner en los platos, mejor no por encima del pollo para no quitar el crujiente de la piel.


¡Y listo, a disfrutar!


*Si asáis un pollo entero lógicamente hay que aumentar el tiempo y además poner el pollo en el horno sobre una zanca, después de un tiempo sobre la otra y los últimos minutos con la pechuga hacia arriba; las zancas es lo que más tarda en asarse.

miércoles, 15 de abril de 2020

Galletas de avena y fruta deshidratada.


¡Vamos a hacer galletas! 


Ya que estamos en casa, que no hacemos o hacemos poquito ejercicio físico, que picamos un poquito mas de la cuenta, que buscamos recetas para hacer con niños o que nos acercamos a la cocina casi por primera vez, bueno pues eso, vamos a hacer galletas. Eso sí saludables, nutritivas, fáciles y sobre todo ricas.


Necesitamos.
60 g de mantequilla, a temperatura ambiente.                                              
50 g de azúcar moreno.                                         
1 huevo.
120 gr. de copos de avena.
6 g levadura química.
Pizca de sal.
100 gr. de zanahorias ralladas.
50 gr. de pasas y orejones picados.

Empezamos pelando las zanahorias y rallándolas.

Ponemos en un bol la mantequilla, a temperatura ambiente y el azúcar moreno y mezclamos hasta que quede todo bien integrado.

Agregamos el huevo y seguimos batiendo hasta que la masa sea homogénea.

Añadimos la avena con la sal y la levadura y seguimos mezclando. Yo deje los copos enteros pero podéis pasarlos por un procesador para dejarlos en harina.
Si no tenéis levadura la sustituís por ½ cucharadita de bicarbonato.

Por último, añadimos las zanahorias ralladas y las pasas y orejones picados y mezclamos bien. 
Se pueden sustituir las pasas y orejones por ciruelas pasas y/o por dátiles.

Obtenemos una masa blanda que no puede trabajarse con las manos.

Dejamos reposar la masa en el frigorífico una media hora o un poco más.

Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo.

Con la ayuda de una cuchara vamos haciendo bolas con la masa y colocándolas sobre la bandeja del horno, forrada con papel vegetal, separadas entre si porque crecerán un poco. Yo hice 14 galletas de entre 30/35 gramos cada una.

Horneamos durante unos 12/15 minutos.

Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.


¡Y listo, a disfrutar!

sábado, 11 de abril de 2020

Tortilla de verduras y merluza.


Con una ensalada la cena perfecta ¿no os parece?


Necesitamos:

3 huevos.
1 lomo de merluza, 100 g, más o menos.
2 zanahorias.
2 puerros.
½ pimiento rojo.
6/8 judías verdes.
1/2 cucharilla de pimentón dulce.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal.

Empezamos preparando las verduras.

Partimos los puerros en rodajas pequeñas.

Lavamos el pimiento rojo en trocitos.

Ponemos una sartén al fuego con dos o tres cucharadas de aceite y vamos sofriendo despacio.




Pelamos las zanahorias, las partimos y las hervimos, hasta que estén tiernas pero algo crujientes.


Las añadimos a la sartén, y seguimos cocinando.


Quitamos los hilos laterales a las judías verdes, con un pelador; las partimos en dos mitades a lo largo y después en trozos como de dos centímetros. Las cocemos en agua con sal durante dos o tres minutos, que queden “al dente”.


Las ponemos en la sartén.



Mientras hacemos la merluza, en otra sartén con una cucharada de aceite, durante dos minutos por cada lado.

La desmenuzamos, prestando especial atención a quitar las espinas, si las hay.

Las agregamos a la sartén.


Batimos los huevos, con una pizca de sal y el pimentón.

Mezclamos con el contenido de la sartén y cuajamos la tortilla. El punto, más hecha o menos depende del gusto de cada uno.



¡Y listo, a disfrutar!