jueves, 26 de febrero de 2015

Tomates rellenos.






No es la mejor época para comer tomates, ni mucho menos. A finales de agosto cuando maduran los tomates en las huertas asturianas están fantásticos. Ahora tienen un aspecto sano, brillante, perfecto… quizá demasiado perfecto.



Un plato sencillo, que gusta a todo el mundo o casi y que sirve como primer plato o como guarnición.

Éstos los rellené con ensalada de patata.

Necesitamos:

Tomates 1 ó 2 por persona; para la ensalada: patatas, zanahoria, aceitunas, cebolla, bonito en aceite, mayonesa y mostaza.

Lavamos y secamos los tomates; les cortamos una rodaja de la parte del rabo y los vaciamos. Los dejamos un ratito boca abajo para que caiga todo el líquido que puedan tener.




Picamos las aceitunas y un trozo de cebolla (opcional). Cocemos las patatas y la zanahoria en trozos pequeños, hasta que estén tiernas.

Esperamos que se enfríen y lo juntamos todo; añadimos el bonito en aceite, la mayonesa y la mostaza.

Con esta mezcla rellenamos los tomates presionando un poco para que queden bien llenos.


 

sábado, 21 de febrero de 2015

Plato combinado nº1





Hoy voy a empezar una nueva sección: la de los platos combinados.

Esas cenas en que lo pones todo en  un plato, el plato en la bandeja y la bandeja frente a la tele…con su cerveza o su copa de vino…y ves esa serie o esa peli que te apetece, te distrae, te relaja e incluso te ayuda a dormir teniendo “lindos sueños”.

Este plato lleva:

Pechuga de pollo, empanada y frita.
Cuscús con brócoli.
Alcachofas al ajillo con cúrcuma.
Pimiento rojo frito.  

Puede parecer exagerado, pero, ya veis, es un poco de cada; incluso te sirve para reciclar esos “pocos” que te van quedando en la nevera.

Los filetes de pechuga los salpimentamos y rebozamos con pan rallado; sacudimos el sobrante y freímos.

Cocemos el brócoli en agua hirviendo con sal o al vapor; preparamos el cuscús siguiendo las instrucciones del fabricante. 

Yo lo hago así:
Igual cantidad de cuscús que de caldo  (o agua) caliente.
Engrasamos un recipiente con mantequilla o con aceite, ponemos el cuscús y añadimos el caldo (agua, si no tenéis) bien caliente, a punto de hervir y dejamos unos 4 ó 5 minutos tapado y quieto para que se hidrate.
Después con un tenedor vamos revolviéndolo, aireándolo, para que se despegue y quede suelto.


Mezclamos el cuscús con el brócoli.



Mientras, vamos friendo unas tiras de pimiento; o si lo preferís podéis usar pimiento asado de bote; éste también se pone en la sartén con un poco de aceite y se cocina durante unos minutos.

Las alcachofas las hacemos al ajillo; en un poco de aceite freímos el ajo picadito; cuando empieza a dorarse ponemos las alcachofas, de bote, escurridas, una cucharadita de cúrcuma y un poco de agua; cocemos lentamente hasta que casi se ha evaporado todo el agua, dando vueltas a las alcachofas para que cojan el color y el sabor de la cúrcuma.




Y ya lo tenemos.

 


























                                 ¡Y listo!