jueves, 29 de marzo de 2018

Congrio al ajo arriero (al estilo de León).







“La cocina española está llena de ajos y de preocupaciones religiosas”.

La frase, por supuesto, no es mía pero creo que encaja perfectamente en esta receta y en estas fechas.

Esta receta de congrio es muy típica de León en Semana Santa.

Es una preparación sencilla y rápida de hacer, con sabores potentes, pimentón, laurel, ajo, vinagre…y congrio; una sabrosa receta tradicional.

Necesitamos unas rodajas de congrio de la parte abierta; no nos sirve la cola ya que tiene muchas, muchas espinas. Si compramos el congrio entero, la cola se puede usar para hacer caldo de pescado para otra preparación.


Necesitamos por persona:
2 rodajas de congrio abierto.
1 patata mediana o grande.
Aceite de oliva virgen.
Vinagre, una cucharada.
1 hoja de laurel.
2 ó 3 dientes de ajo.
1 cucharadita de pimentón.
1 guindilla (opcional).

Empezamos pelando las patatas y poniéndolas a cocer, enteras, en agua fría con sal y la hoja de laurel.

A media cocción, dependiendo del tamaño más o menos tiempo, pero aproximadamente a unos 14/15 minutos, agregamos el pescado y seguimos cociendo, despacio, hasta que las patatas estén tiernas, como mucho unos 5 minutos porque no conviene pasar el pescado de punto.

Mientras pelamos los ajos y los laminamos.

Ponemos abundante aceite en una sartén y freímos los ajos (si vamos a poner la guindilla lo hacemos ahora). En cuanto empiecen a dorarse retiramos la sartén del calor y añadimos el pimentón para que se fría sin quemarse y el vinagre. Agregamos un cucharón del caldo de cocer las patatas y el pescado. Damos una vuelta a la mezcla.

Ponemos las patatas y el congrio en el plato, regamos con el ajo arriero y servimos inmediatamente.

Si no lo vamos a comer en el momento ponemos todo en la sartén donde hemos hecho el ajo arriero y después calentamos despacio.


                                           ¡Y listo!


No hay comentarios:

Publicar un comentario