sábado, 12 de septiembre de 2015

Sopa de repollo y langostinos.







Una sopa reconstituyente, sabrosa, ligera, y a la vez nutritiva. Nada mejor que un plato de sopa calentita para “resucitarnos” cuando llegamos a casa… cómo llegamos a casa a veces.

Necesitamos:
Repollo, una cebolla, una o dos patatas, entre 4 y 6 langostinos por persona.

Para el caldo de pescado necesitamos:
Una cabeza y espina de merluza, los caparazones y las cabezas de los langostinos, un trozo de cebolla y una zanahoria.

Y como siempre aceite y sal.

Empezamos haciendo el caldo. En una pota alta ponemos todos los ingredientes con una cucharada de aceite, sofreímos y cubrimos con agua. Dejamos cocer. Espumamos bien y dejamos hervir unos 15 minutos.

Probamos de sal, rectificamos si es necesario y colamos. Ya tenemos el caldo preparado.

Mientras se hace el caldo picamos y lavamos muy bien el repollo.

Pelamos y partimos la patata en cuadraditos pequeños.

Pelamos y picamos la cebolla.

Ponemos tres o cuatro cucharadas de aceite en una pota y sofreímos la cebolla; añadimos las patatas y el repollo, damos unas vueltas para que se impregne ligeramente de aceite; cubrimos con el caldo y lo dejamos cocer hasta que esté tierno.

Partimos los langostinos en dos o tres trozos, los pasamos por una sartén lo justo para que cambien de color y los agregamos al repollo.

Ya está listo.



4 comentarios:

  1. No había oído de esta sopa,pienso hacerla este fin de semana y les cuento porque además de simple me parece que debe estar buenisima.,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, tienes razón es una receta simple y muy sana, saludable y sabrosa. Pruébala y espero que la disfrutes. Un saludo.

      Eliminar
  2. Amparo , que buena pinta tiene esta sopa y cuanto apetece ya estas comidinas calientes
    besinos

    ResponderEliminar