domingo, 20 de septiembre de 2015

Bollitos preñados.




Estos bollos son muy tradicionales en Asturias; en todas las romerías, espichas y fiestas “de prao” hay bollos preñaos. Pueden ser grandes, con un chorizo entero dentro y más pequeños, que son los que actualmente se hacen más.

El día 21 de septiembre es la fiesta de Oviedo, San Mateo y la tradición manda comerse un bollo acompañado con una botella de vino o de sidra, al aire libre, en pandilla de amigos o familia.    

  
Necesitamos:
250g de harina de fuerza.
125g de leche
1 huevo.
40g de aceite de oliva virgen extra.
6g de sal.
10g de levadura de panadería.
3 Chorizos de buena calidad y no demasiado curados.

Con estas cantidades hicimos 12 bollitos.

Son muy fáciles de hacer, el único requisito es tener tiempo ya que necesitamos mezclar, amasar, esperar, volver a amasar, hacer los bollos, volver a esperar, hornear…

Empezamos tamizando la harina y la sal con un colador fino, la ponemos en un bol grande y hacemos un “volcán”. 

Calentamos la leche, muy poco, apenas ligeramente templada ya que si está más caliente la levadura no haría su trabajo.

En esta leche disolvemos la levadura, la vamos echando en el centro de la harina y removiendo; agregamos el huevo y el aceite; seguimos removiendo hasta integrarlo todo. Sacamos del bol y amasamos durante unos 10 minutos.

Hacemos una bola y la ponemos en un bol, mejor estrecho y alto, tapamos con un paño y dejamos en un lugar cálido para que la levadura haga crecer  la masa.

Después de 1 ó 2 horas ya habrá subido; este tiempo es orientativo ya que depende de la temperatura del sitio.

Sacamos y amasamos bien para quitar todo el aire. Hacemos bolas lo más iguales posible. Yo con esta cantidad hice 8 bolas de unos 55 – 60g.

Mientras, partimos cada chorizo en cuatro trozos y los freímos ligeramente en una sartén durante unos minutos para que suelten la mayor cantidad posible de grasa.


 

Estiramos con un rodillo cada bola, hacemos un rectángulo y ponemos en el centro un trozo de chorizo y lo envolvemos con el pan. Los volvemos a dejar en la bandeja del horno, bien separados unos de otros, volvemos a tapar y dejamos aproximadamente una hora para que vuelvan a crecer.

Con una brocha pintamos con un poco de huevo.

Metemos en el horno caliente a 180º unos 12 / 14 minutos hasta que están dorados.

Los sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Como veis tuve ayuda.

Amasando el pan.

"Escondiendo" el chorizo.

¡Y listo!



5 comentarios:

  1. Me encantan estos preñaos, los prové en una boda campestre y me sorprendieron. Gracias por tu comentario en mi blog sobre las acelgas. Me quedo por aquí a ver que tienes y te invito a seguirme en SOBRILLAS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sofía: me alegra verte por aquí. Seguiré echando un ojo a tu bog. Un beso.

      Eliminar
  2. pedazo cocinero nos traes!!! esta receta me la apunto y la voy hacer este finde.
    Gracias por compartir tus conocimientos culinarios..... yo sigo aprendiendo contigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú también tienes un ayudante muy "salao". Anímate a hacer un blog que seguro que tienes mucho que compartir. Un beso

      Eliminar
    2. lo del blog ahí está...."va cuajando" la idea....
      todo sea que tengas que volver a ser "mi tutora" en estos saraos!!!!

      Eliminar