miércoles, 9 de mayo de 2018

Patatas revolconas.



En mi casa se llaman “patatas para Eneco”. Hay niños que para verles felices hay que darles chocolate, gominolas…a mí nieto mayor, Eneco, le haces feliz con unas patatas revolconas. Eso sí, hay que ponérselas en cucharillas de aperitivo, que el niño nos ha salido muy fino, jaja.




Es un plato humilde, con ingredientes sencillos, de esos que había antes de todas las casas (patatas, ajos, aceite, algo de panceta…) nada de lujo y sin embargo un plato exquisito.

En mi infancia se hacía una variante: se cocían las patatas en trozos grandes, cachelos, no se machacaban y el refrito llevaba también cebolla muy menuda. Básicamente el mismo plato.

Con un vinito una cazuela así para compartir es un buen aperitivo.

No pongo cantidades pero necesitamos:
 
Patatas, aceite de oliva virgen, unos dientes de ajo, una cucharadita de pimentón y panceta curada partida en lonchas.
 
Yo uso panceta de Geras de Gordón, de León, bien curada, un auténtico placer. No me gusta el beicon, pero va en gustos.

Empezamos pelando las patatas y poniéndolas a cocer en agua y sal, hasta que estén tiernas. 

Las sacamos y reservamos un poco del agua de cocerlas.

Con un tenedor las machacamos de forma irregular, no hace falta que queden perfectamente trituradas, aunque si lo preferís podéis pasarlas por un pasapuré. Si os parece que están muy secas agregamos algo de agua de cocerlas.

Ponemos en una sartén, de tamaño apropiado, aceite que cubra el fondo y freímos los dientes de ajo cortados en láminas; cuando empiezan a dorarse apartamos  del calor y echamos el pimentón para que se fría sin quemarse.





Añadimos las patatas machacadas y revolvemos para que se impregnen bien del aceite.

Aparte, en otra sartén ponemos, sin aceite, la panceta sin corteza y partida en trocitos.

Cuando está bien curruscada la sacamos, sin la grasa que ha soltado y la agregamos a las patatas, reservando un poco para poner por encima y adornar.  


                                              ¡Y listo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario