domingo, 19 de octubre de 2014

Albóndigas "bebé".






 “Mamá” “bebé”. Así es como diferencia E…. lo grande de lo pequeño.

Pues hoy para el aperitivo albóndigas bebé.





La forma de hacerlas podéis verla aquí, sólo cambia el tamaño y la presentación.

Hace tiempo que guardo algunas latas vacías de anchoas y de sardinas (sí, me confieso en mi casa a veces se cena una ensalada con una lata de sardinas ¡secreto! ¡no comentar!).

La idea de las latas la vi en el blog Rezetas de Carmen aunque ella usa recipientes comprados para presentar, no reciclados.





Ya veis el tamaño, en una lata de anchoas puse tres, así que tamaño avellana; las otras un poco más grandes, tamaño nuez asturiana. Mejor si las hacéis un día que llueva porque necesitamos un poco de paciencia.


Las albóndigas están muy ricas y la presentación es original, sorprende, no es el típico platito, además al ser individual es cómodo de coger y comer.

Os pongo otro enlace con otra fórmula de  albóndigas, esta vez de pescado.
 

2 comentarios:

  1. Las albóndigas me gustan mucho, las tuyas están diciéndome cómeme. Me parecen deliciosas.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me encantan tus albondigas bebe y me encanta tu idea de reciclar latas para presentarlas en plan tapkta, te la pienso copiar! A partir de ahora en mi casa no se tira ni una latita! Un beso guapa

    Les receptes que m'agraden

    ResponderEliminar