miércoles, 29 de octubre de 2014

Tomates con queso y anchoas.






Es esta una mezcla de sabores muy clásica, muy tradicional, de muchas ensaladas, de muchas pizzas…y hoy de este aperitivo.

Estos tomates no son cherrys, son un poco más grandes pero poco más.



Pincelamos una fuente de horno con aceite de oliva.

Quitamos a los tomates un disco, por donde están unidos a la planta.




Los ponemos en la fuente, aliñamos con sal y orégano.







Encima un trocito de queso, de rulo de cabra y encima media anchoa en aceite de oliva.

Ponemos el horno a 180º y metemos los tomates unos 3 ó 4 minutos, para este tamaño; si se usan cherrys con 2 ó 3 minutos será suficiente; también se puede hacer con ½ tomates grandes y tendremos, lógicamente, que aumentar el tiempo de horno.
 



 Un buen entrante o aperitivo.

 



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario