domingo, 15 de febrero de 2015

Arroz cremoso con champiñones y queso.





Para este arroz necesitamos:
Arroz de grano redondo, caldo, champiñones (o setas), queso (manchego curado), azafrán, vino blanco y ajo. Además, como siempre, aceite y sal.

Empezamos poniendo en una cazuela amplia y baja un poco de aceite y sofriendo unos dientes de ajo, pelados y picados en trocitos.

Mientras, vamos limpiando los champiñones, o las setas, que vayamos a utilizar. Ya sabéis, no se mojan, se limpian con cuidado con una brocha o con papel de cocina; se pican.



Cuando está el ajo ponemos los champiñones, subimos el calor y sofreímos a fuego fuerte, con un poco de sal, hasta que suelten y evaporen el agua que tienen.
En ese punto añadimos un chorro de vino banco y dejamos evaporar.

Ponemos el arroz y revolvemos para que se impregne de todos los sabores; agregamos el azafrán tostado y unos cacitos de caldo hirviendo.

El caldo puede ser de verduras o de pollo, el que tengáis; si no agua pero ya sabéis que el arroz absorbe muy bien los sabores y con un caldo mejora mucho.

Vamos añadiendo caldo a medida que lo necesite y dando vueltas. Es un arroz cremoso así que conviene que suelte el almidón.

Cuando ya está cocido, unos 18 / 20 minutos, apartamos del calor, añadimos queso rallado y un cacito más de caldo; damos unas vueltas y dejamos reposar.

Yo usé queso manchego curado, que aporta un sabor fuerte, pero con un queso azul, o un queso más suave también queda muy bien…a gusto del comensal (o, en plan práctico, usa ese trocito de queso que queda en la nevera y no sabes qué hacer con él).




No hay comentarios:

Publicar un comentario