viernes, 8 de mayo de 2015

Berenjena rellena de pisto y salmón.




Un plato completo, con verduras (cebolla, pimiento rojo y verde, ajo y tomate) y pescado (salmón fresco). Además pimienta negra, sal y aceite.

Empezamos lavando y secando bien las berenjenas y los pimientos. Quitamos el tallo a las berenjenas y las partimos a la mitad longitudinalmente; por la parte del corte hacemos unas rayas con el cuchillo, como un enrejado.

Ahora tenemos dos opciones: asarlas en el horno, a 180º unos 30 minutos o (ésta fue la mía)poner agua con sal en una pota amplia y cuando hierva añadirlas y cocer unos 7 u 8 minutos; al sacarlas ponerla con el corte hacia abajo en un escurridor.

En ambos caso hay que dejarlas enfriar un poco antes de vaciarlas. Picamos la carne y reservamos las pieles.


Vamos haciendo las verduras; picamos el ajo, la cebolla, el pimiento rojo y verde (si son grandes ½) y hacemos lentamente un sofrito. Agregamos la carne de las berenjenas.

Pelamos y partimos a cuadraditos el tomate y se lo añadimos cuando lo demás empieza a ablandar. Ponemos sal y pimienta negra. Dejamos que se haga.

En otra sartén hacemos ligeramente la raja de salmón (una por cada berenjena, dos mitades). Quitamos la piel, desmenuzamos y lo ponemos en el sofrito.

Rellenamos las pieles y lo metemos al horno, 180º unos 5 minutos.



Antes del horno, si os gusta podéis poner un poco de queso rallado; yo no lo puse porque el salmón ya tiene suficiente sabor y protagonismo por sí mismo sin necesidad de nada más, pero a gusto del comensal.





No hay comentarios:

Publicar un comentario