miércoles, 28 de octubre de 2020

Magdalenas de avena y nuez, con canela.


 

Quizás no sean, bueno, quizás no, seguro que no son las magdalenas con el aspecto más espectacular del mundo pero son unas magdalenas muy ricas, esponjosas, suaves, nutritivas y sanas.



Necesitamos:

190 gramos de copos de avena ecológicos.

30 gramos de nueces peladas.

80 gramos de azúcar.

100 gramos de leche entera.

2 huevos.

½ sobre de levadura química, tipo Royal.

Pellizco de sal.

Canela, al gusto.

Empezamos pesando todos los ingredientes.

En una batidora ponemos 160 gramos de copos de avena y los 30 gramos de nueces y trituramos hasta que tengamos una harina; la avena absorbe el aceite que pueda salir de la nuez; este paso os lo podéis saltar y poner los copos enteros pero yo prefiero hacer la mayor parte en harina.

Añadimos los otros 30 gramos de copos de avena, la levadura, la pizca de sal y la canela.

En un bol grande ponemos los huevos y el azúcar y batimos; agregamos la leche.

Vamos agregando la mezcla de avena a la masa líquida, dos o tres cucharadas, revolvemos hasta integrar; otras dos o tres y así hasta terminar.

Dejamos reposar la masa mientras calentamos el horno a 200º; ponemos las cápsulas de papel en molde rígidos.

Rellenamos las ¾ parte de las cápsulas y horneamos hasta que están; pinchamos para comprobar; las mías tardaron unos 15 minutos.





¡Y listo, a disfrutar!


2 comentarios: