sábado, 4 de julio de 2015

Acelgas con gambones.




Las acelgas se cultivan con facilidad, son resistentes al calor y al frío, aguantan bien la lluvia y, si por casualidad, vienen unos días de sol también resisten sin quejarse.

Esta receta está especialmente dedicada a mi agricultor favorito.

Necesitamos para dos:
Muchas acelgas (os pareceran muchas, pero después de cocidas no será lo mismo).
Dos patatas medianas.
4 gambones o langostinos por persona.
Pimentón dulce.
Unos dientes de ajo.
Y como siempre, aceite y sal.

Empezamos lavando muy bien las hojas, sobre todo por el envés, donde suelen “refugiarse” los caracoles; si las acelgas son de cultivo ecológico es más fácil que tengan.

Si son muy tiernas  picamos  las pencas sin quitar los hilos; si no tendremos que quitárselos.

Ponemos agua con sal a hervir y añadimos las acelgas. Dejamos cocer unos 5 ó 6 minutos (probar un trozo de penca para comprobar que están). Escurrimos.

Pelamos las patatas, las partimos en trozos no muy pequeños y las cocemos hasta que estén tiernas sin deshacerse. Escurrimos.

Picamos los dientes de ajo y los freímos en tres cucharadas de aceite; cuando empiezan a coger color ponemos los gambones,  los hacemos 1 minuto por cada lado y los sacamos.

Agregamos un poco de pimentón y freímos; ponemos las acelgas, las patatas y los gambones; revolvemos bien todo para que se impregne del aceite.

¡Y listo!



 



En vez de gambones probad con unos taquitos de jamón, o con un chorizo picado o con huevos cocidos o con…





1 comentario: