miércoles, 19 de agosto de 2015

Bizcocho de melocotón.




Hoy os propongo “el bizcocho más fácil del mundo”. ¿Os parece exagerado? Pues no lo es.

Es ese bizcocho 3, 2, 1 de yogur, con el que much@s aprendimos a hacer bizcocho, ligeramente disfrazado.



Necesitamos:
1 yogur natural sin azúcar.
2 envases de yogur de azúcar (yo puse 1 ½ por quitar calorías).
3 envases de yogur de harina.
1 envase de yogur de aceite (yo use de girasol, se puede poner oliva suave).
3 huevos.
1 sobre de levadura en polvo.
2 melocotones maduros.

Empezamos:
Preparamos el molde untándolo ligeramente con aceite, del mismo que pongamos en la masa y espolvoreándolo con harina.

Encendemos el horno, a 180º, calor arriba y abajo.

Pelamos los melocotones, deshuesamos y partimos en gajos.

Hacemos la mezcla seca: tamizamos la harina con un colador fino y la juntamos con la levadura.

Hacemos la mezcla húmeda: batimos los huevos con el azúcar hasta que esté bien unido; añadimos el aceite, batimos; ahora el yogur, batimos muy bien.

Vamos agregando la mezcla seca (harina-levadura) a la húmeda poco a poco mezclando bien, no añadiendo más hasta que lo anterior no está bien integrado.
Ponemos la mezcla en el molde y ponemos encima los gajos de melocotón.

Metemos al horno y controlamos hasta que esté hecho. Yo usé un molde de 28 x 23 cm y con estas cantidades ya veis que no queda muy alto por lo que en 20 minutos estaba hecho. Si usáis un molde más pequeño quedará más alto y el tiempo de horno cambiará. Pero bueno, ya sabéis picháis con un palillo y si sale limpio está.

Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Es fácil ¿sí o no? Lo que es seguro es que contribuye a un desayuno fántástico.




No hay comentarios:

Publicar un comentario