lunes, 23 de noviembre de 2015

Puré lentejas con huevo poché y crujiente de cecina.







¡Qué título tan largo para un plato de diario, incluso, yo diría, de reciclaje!

En un plato muy sencillo, con ingredientes sencillos pero con una presentación más cuidada de la habitual.

Podemos hacer las lentejas o aprovechar restos que tengamos. Podemos hacerlo con lentejas, con garbanzos, con alubias o con verduras.

Necesitamos:
Lentejas, unos 100 g por persona.
2 ó 3 zanahorias.
Una patata mediana.
Un puerro.
Aceite, sal y una hoja de laurel (opcional)
Un huevo por persona.
Y una lascas de cecina (jamón, si os gusta más).

Empezamos haciendo unas lentejas estofadas: las lavamos bien y las ponemos en una pota con las zanahorias, peladas y partidas, la patata, pelada y partida, el puerro, bien limpio y partido, la hoja de laurel, un chorro de aceite y sal. Cubrimos con agua fría y dejamos cocer, añadiendo más agua si fuera necesario, hasta que estén cocidas.

¡Cuidado con la sal, que después la cecina va a aportar mucha!

Pasamos por el pasapuré y después por un chino para que quede una crema muy suave.

Ponemos un cazo con agua a calentar.

Para hacer el huevo poché necesitamos un vaso y un trozo de flim transparente; ponemos el flim dentro del vaso de forma que sobresalga por el borde; lo untamos con un poco de aceite y cascamos dentro el huevo, ponemos sal y cerramos bien haciendo un paquete que ataremos con un hilo.

Tendremos ya el agua hirviendo y vamos metiendo los paquetes; enseguida vemos que la clara empieza a ponerse blanca, a cuajar: en tres o cuatro minutos estarán hechos: la clara cuajada y la yema líquida. El tiempo depende del tamaño del huevo y también de cómo nos gusten de hechos.

Los vamos sacando a un recipiente con agua fría.

En una sartén, en el horno o en la plancha hacemos el crujiente; es muy fácil, se trata de calentar hasta tostar (no quemar) unas lascas de cecina o el jamón hasta dejarlo crujiente.

Servimos la crema bien caliente, en el centro ponemos el huevo, adornamos con el crujiente y unas gotas de aceite crudo.

¡Listo!


Os dejo el enlace de otra crema-puré de lentejas: puré de lentejas con queso de cabra, jamón ibérico y aceite de yema.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario