miércoles, 13 de enero de 2016

Albóndigas de pollo con guarnición de patatas y champiñones.





Necesitamos:
1 pechuga de pollo, picada. La mía pesaba750g.
60g de miga de pan, del día anterior.
Leche, suficiente para empepar el pan.
Unos dientes de ajo.
120g de jamón serrano, partido en trocitos, a cuchillo.
1 huevo.
Vino blanco.
Pimienta negra molida, sal, harina para rebozar y aceite.





Para la guarnición:
Patatas.
Champiñones.
Unos dientes de ajo.
Unas cañas de romero fresco.


Podemos comprar la pechuga picada pero yo prefiero comprarla entera y picarla en el momento de usarla.
La adobamos añadiendo los ajos picados, la miga de pan, remojada en leche y bien escurrida, el jamón serrano picado, un huevo entero, pimienta negra molida y sal. Dejamos reposar, en la nevera, unos 30 minutos.
Hacemos las albóndigas, intentando que nos queden del mismo tamaño, las pasamos por harina y las freímos.


Hacemos la salsa. En esta ocasión muy sencilla: ponemos en la cazuela un poco de aceite del que nos sobró de freírlas, bien colado, una cucharada de harina, sofreímos; añadimos alguna especia que nos guste, yo puse Ras el Hanout pero puede ser cúrcuma, curry, azafrán…incluso pimentón.

Añadimos vino blanco, dejamos evaporar el alcohol, ponemos las albóndigas y cubrimos con agua; dejamos cocer unos 10 minutos a fuego lento. ¡Y listo!



Vamos con la guarnición:
Quería que fuese plato único así que hice una guarnición “potente” que completara a la carne.

Limpiamos los champiñones y los partimos en mitades o cuartos, según el tamaño.

Pelamos las patatas y las partimos en bastones un poco gruesos. Las salamos.

Ponemos aceite a calentar y freímos una caña de romero y unos dientes de ajo enteros; agregamos las patatas y bajamos la temperatura, para confitar más que para freír. 
Cuando están blandas quitamos parte del aceite, subimos la temperatura y añadimos los champiñones; salamos y dejamos que se cocinen, unos 10 minutos.

¡A la mesa! ¡Ah! no antes la foto… para el blog.





1 comentario:

  1. Impresionante fuente la que has preparado. Me encantan las albóndigas pero con los champiñones y las patatas, te has superado.
    Un beso

    ResponderEliminar