domingo, 29 de septiembre de 2013

Puerros con vinagreta.





Esta es una ensalada templada que, con variantes, siempre he visto hacer a mi madre.

Es una ensalada sencilla que tiene como base el puerro. Los puerros son vegetales bajos en grasa, ricos en fibra, ácido fólico y calcio; ayudan a reducir el colesterol LDL y además tienen propiedades anti-bacterianas.
Todo esto hace el consumo del puerro muy recomendable para la salud.


Necesitamos:
Puerros, dos o tres por persona.
Vinagreta: cebolleta, pimiento rojo, aceite de oliva virgen, vinagre, pimienta negra y sal.


Limpiamos bien los puerros (pueden tener tierra entre las capas) y quitamos una o dos capas exteriores; cocemos en agua hirviendo con sal durante unos minutos. El tiempo depende del grosor de los puerros y del punto en que nos gusten (entre 10/15 minutos). Escurrimos y dejamos templar.
 
Una vez cocidos los aliñados con la vinagreta.

Picamos en trocitos pequeños la cebolleta y el pimiento; añadimos sal y pimienta negra. Batimos el aceite y el vinagre, en proporción 3 medidas de aceite por una de vinagre,  y agregamos.

Puedes añadir a la vinagreta otros productos que te gusten: huevo cocido, aceitunas negras o verdes, pepinillos en vinagre, miel, frutos secos…y hacer cada vez una vinagreta diferente.

Creo que se debe tomar templada, el puerro muy frío "pierde sabor".

¡Y listo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario