domingo, 29 de septiembre de 2013

Puerros con vinagreta.

Esta es una ensalada templada que, con variantes, siempre he visto hacer a mi madre.

Limpiamos bien los puerros (pueden tener tierra entre las capas) y quitando una o dos capas exteriores; cocemos en agua hierviendo con sal durante unos minutos. El tiempo depende del grosor de los puerros y del punto en que nos gusten (entre 10/15 minutos). Escurrimos y dejamos templar.

Una vez cocidos los aliñados; unas veces sólo con aceite y vinagre, otras además con huevo cocido picado.
Esta vez llevan una vinagreta sencilla: cebolla, pimiento rojo, aceite, vinagre, pimienta negra y sal.

Creo que se debe tomar templada, el puerro frío "pierde sabor".
Con una vinagreta de miel o de frutos secos, puede quedar muy bien. La próxima vez tengo que probar.
¡Ah! el mantel que se ve es fruto del arte de la abuela (mi madre) que igual pinta, que cocina, que te hace unas vainicas... y es que esa generación es todo terreno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario