miércoles, 30 de enero de 2019

Magdalenas de nuez y canela.




Estas estupendas magdalenas las vi en el blog de Lizet Bowen, un blog que os recomiendo mirar cuando busquéis recetas dulces: os costará elegir porque todas son de lo más apetecibles.

Básicamente seguí sus indicaciones; hice algún pequeño cambio redondeando alguna cantidad (por ejemplo 177,44 ml por 180 ml) y eliminando la cobertura.


Necesitamos para la masa de las magdalenas:
190 g de harina.
80 g de azúcar ecológico.
8 g de levadura, tipo Royal.
1 pizca de bicarbonato de sodio.
1 pizca de sal.
1 huevo entero.
180 ml de leche.
80 ml de aceite de girasol.

Necesitamos para el relleno de la magdalenas:
30 g de azúcar ecológico.
30 g de nueces peladas y partidas a trocitos.
½ cucharada de canela.

Empezamos mezclando los ingredientes del relleno: azúcar, nuez y canela; dejamos en espera.

Pesamos y medimos el resto de los ingredientes.

Mezclamos la harina, la levadura y el bicarbonato; pasamos por un tamiz para evitar los grumos.

Batimos el huevo con el azúcar, la pizca de sal, la leche y el aceite, lo suficiente para mezclar bien pero sin exceso.

Añadimos a esta mezcla la mezcla seca de harina, levadura y bicarbonato; integramos bien.

En los moldes de las magdalenas ponemos dos cucharadas de la mezcla, encima una cucharada del relleno que teníamos preparado y cubrimos con un poco más de masa hasta completar las ¾ partes del molde.

Metemos en el horno cliente a 180º durante unos 20 minutos.


El azúcar del relleno se funde, sube, busca la salida y da un fantástico color al copete de la magdalena.


                                 
         

                                           ¡Y listo!

3 comentarios:

  1. Hola Amparo! Pero que rico te salió! tienen una pinta!
    Me alegro que encontraste mi blog y que te haya gustado. Ahora me quedeo a desear el tuyo. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un saludo Lizet y seguiremos viéndonos por nuestras cocinas. Besos.

      Eliminar
  2. Hola Amparo. Muchas gracias por pasarte. Elijo esta receta porque me ha sorprendido y me gusta. Estas magdalenas tienen que estar deliciosas.
    Me comentas que te ha asombrado ver que pongo cáscaras de huevo en el agua del baño de maría. No lo explico porque para mí es normal. Se hace para evitar que el agua, al hervir, no salpique y entre dentro del molde y estropee la preparación.
    Gracias y buena semana.
    Besos.

    ResponderEliminar