sábado, 17 de diciembre de 2016

Croquetas de brócoli.



                                              Un aperitivo o una guarnición.
Necesitamos:
Brócoli, un ramo.
Una patata.
Harina de almendra.
Sal y aceite OVE.


Es muy sencillo de hacer pero hay que prepararlo con antelación, necesita reposo para que la almendra espese la mezcla y “coja cuerpo”.

Pelamos y cocemos la patata en agua con sal; escurrimos y machacamos con un tenedor.

Cocemos el brócoli; escurrimos y machacamos con un tenedor.

Mezclamos las dos preparaciones y añadimos la harina de almendra; revolvemos, probamos de sal y dejamos reposar en la nevera hasta que esté bien fría o mejor de un día para otro.

Cogemos pequeñas porciones de masa y las freímos para que se doren y se calienten.

Puede acompañar a un plato más ligero porque estas croquetas al llevar almendra y patata llenan bastante.




No hay comentarios:

Publicar un comentario