jueves, 2 de marzo de 2017

Bocadillo de espárrago triguero con tomate seco.





Hoy pensé hacer una cena ligera. Algo rápido de hacer, sencillo, sano, nutritivo…pero sin renunciar ni a una pizca de sabor.
Parece que esto encaja mal con la idea de un bocadillo, pero… hay bocadillos y bocadillos.

Necesitamos para un bocadillo:
Dos rebanadas de pan.
Espárragos trigueros, 6 u 8, frescos o en conserva.
Tomate seco en aceite, 2 ó 3.
2 cucharadas de aceite de oliva virgen.
Sal.

Empezamos preparando los espárragos.

Quitamos el extremo duro: es fácil cogemos el espárrago e intentamos doblar el final y él mismo nos rompe por donde tiene que ser.

En una sartén con una cucharada de aceite los ponemos, con una pizca de sal; damos unas vueltas, con cuidado para que se frían un poco, agregamos un poco de agua, tapamos de dejamos cocer hasta que estén tiernos, unos cinco minutos, pero probad el extremo de uno para comprobar.
Si los usas en conserva simplemente caliéntalos en la sartén con una pizca de aceite y sal.
Mientras partimos los tomates secos en trocitos y vamos tostando el pan.

Ponemos, sobre el pan los espárragos, encima el tomate y regamos con una cucharada de aceite.

Si os parece demasiado ligero os sugiero que pongáis una loncha de jamón serrano debajo de los espárragos y el tomate.





2 comentarios:

  1. Me encantan los espárragos, y con ese tomatito seco y entre dos rebanadas de pan... riquísimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy sencillo y con una mezcla de sabores muy rica. Un saludo.

      Eliminar