jueves, 31 de agosto de 2017

Rosca de pan dulce.




Hoy vamos a hacer un pan dulce que es un estupendo desayuno para toda la familia; con estas cantidades sale una rosca bastante grande aunque no os hagáis ilusiones: no durará mucho.



Necesitamos:
620g de harina.
25g de levadura fresca de panadería.
250 ml. de leche.
100ml. de aceite de girasol.
50g de azúcar.
2 huevos.
1 cucharadita de sal.
Ralladura de un limón ecológico.

Empezamos preparando todos los ingredientes, midiendo y pesando la leche, el aceite, la harina, el azúcar; lavamos muy bien el limón y lo rallamos superficialmente, sólo lo amarillo; dejamos los huevos a temperatura ambiente.

Calentamos ligeramente la leche y deshacemos en ella la levadura; lo hacemos en un bol grande. 

Agregamos el azúcar, la ralladura de limón y el aceite; revolvemos.

Batimos los huevos y los añadimos (yo reservé una pequeña parte para pincelar la rosca antes de meterla en el horno); revolvemos.

Vamos añadiendo la harina tamizada (pasada por un colador) y la sal, poco a poco, revolviendo para que se integre. Tenía pesada 650 g pero no necesité más que 620 g.

Cuando tengamos una masa blanda pero que se pueda trabajar con las manos la sacamos a la encimera (ponemos un poco de harina) y amasamos suavemente.

Hacemos una bola y la dejamos en el bol, dentro del horno apagado, hasta que crezca. El tiempo dependerá de la temperatura que tengamos en la cocina, + - una hora.

Sacamos la masa y la amasamos para que pierda el gas.

Hacemos tres bolas iguales; podemos pesar toda la masa y repartirla.

Estiramos cada bola hasta hacer una tira de unos 50cm de largo.

Ponemos las tres tiras paralelas y las juntamos por un extremo; después las vamos trenzando.

Unimos un extremo de la trenza con el otro, formando un círculo y la dejamos en la bandeja del horno, (la bandeja debe estar cubierta con papel de horno); tapamos con un paño y dejamos unos 30/45 minutos, volverá a crecer.

Precalentamos el horno a 200ºC metemos la bandeja y, después de unos 7 u 8 minutos bajamos la temperatura a 180ºC.

Dejamos hasta que esté bien cocida y con un bonito color dorado; la mía tardó unos 35 minutos, en total.

Sacamos para una rejilla y dejamos enfriar.





Ya sólo nos queda disfrutarla.


 




                                    ¡Y listo!


2 comentarios:

  1. Parece muy sencilla de hacer, habra que aprovechar el fin de semana y hacerla k

    ResponderEliminar
  2. Sí que es fácil: al final es mezclar, amasar, esperar a que crezca y... lo más importante ¡disfrutar!
    Gracias por tu visita. Un saludo.

    ResponderEliminar