martes, 22 de agosto de 2017

Sopa fría de tomate y melón.




No me he atrevido a llamar a este plato salmorejo, aunque en realidad se corresponde bastante con esa receta tradicional, si exceptuamos, por supuesto el melón.



Necesitamos para hacer aproximadamente 750 ml:
2 tomates pera, maduros.
2 rajas grande de melón.
Pan, del día anterior.
1/2 diente de ajo.
Aceites de oliva virgen extra, vinagre y sal.
Para acompañar un poco de jamón.

Empezamos pelando los tomates, para no tener que colar al final.

Trituramos los tomates, el melón, ½ diente de ajo y una rebanada de pan duro hasta que quede una mezcla suave.

Sacamos para una jarra y añadimos sal, aceite de oliva y vinagre; damos unas vueltas y probamos; añadimos más de lo que nos parezca hasta dejarlo a nuestro gusto.

Lo servimos frío y acompañada de unos trocitos de jamón pasado ligeramente por la sartén.




                                           ¡Y listo!



6 comentarios:

  1. Por todo lo que lleva debe ser delicios.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Hola: me alegro que te guste. Es muy ligera y refrescante. Gracias por tu visita. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Amparo, este tipo de sopas frías en el verano son una bendición, refrescantes por completo, pues la guardaré para el verano de diciembre por estas latitudes.
    un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Natalia, perdona la tardanza en contestarte. Verano en diciembre, que raro nos suena por aquí, que estaremos con guantes y bufandas. Un saludo.

      Eliminar
  4. Hola! de lo más refrescante y apetecible, esta combinació de ingredientes no la he probado y me da que está muy buena, besos :)

    ResponderEliminar