miércoles, 4 de marzo de 2020

Alcachofas con mejillones y cuscús.



Esta receta puede ser un entrante o un plato principal, por eso os de puesto distintas cantidades, orientativas, aunque mejor adaptarlas a vuestras necesidades.

Si es para el aperitivo presentarlas en cucharillas, con una alcachofa, un mejillón y salsa; será muy cómodo de comer.

Si va a ser plato principal os recomiendo complementarlo con cuscús.

He utilizado corazones de  alcachofas pequeñas congeladas, pero con alcachofas en conserva también quedará bien y se acorta el proceso porque no tendréis que cocerlas.


Necesitamos para dos:
10/20 corazones de alcachofas pequeñas.
12/24 mejillones.
½ cebolla.
2 dientes de ajo.
½ cucharilla de maicena.
1 guindilla (opcional).
¼ cucharilla de cúrcuma (opcional).
Perejil seco.
Aceite de oliva virgen extra.
100 g de cuscús.

Empezamos limpiando los mejillones y abriéndolo al vapor. Para eso los ponemos en una cazuela, con un dedo de agua, al fuego; tapamos y dejamos hasta que se abran.

Apartamos y dejamos templar. Los sacamos de las valvas, colamos el caldo que hayan soltado y lo reservamos.

Ponemos las alcachofas congeladas en agua hirviendo con sal y, cuando vuelva a hervir, las dejamos cocer dos o tres minutos, terminarán de hacerse en la salsa. Escurrimos y reservamos.

En una cazuela amplia ponemos dos o tres cucharadas de aceite; freímos los dientes de ajo picados menudos; cuando empiezan a dorarse ponemos la cebolla también picada, la guindilla y una pizca de cúrcuma  y dejamos a fuego suave hasta que esté transparente.

Agregamos el vino blanco y dejamos evaporar.

Diluimos la maicena en agua fría y lo añadimos.

Ponemos las alcachofas y el caldo de los mejillones y dejamos cocer despacio dos o tres minutos.

Hacemos el cuscús: pesamos la misma cantidad de agua que de cuscús; hervimos el agua con sal, lo añadimos al cuscús, tapamos con un paño y dejamos reposar cuatro o cinco minutos. Ponemos un poco de aceite y revolvemos con un tenedor para separar los granos.

Servimos y espolvoreamos con perejil seco.





¡Y listo, a disfrutar!

2 comentarios: