domingo, 10 de noviembre de 2013

"Tras el queso, beso".



Estamos en época de uvas así que es el mejor momento para este aperitivo.

Ingredientes:
Pan de hogaza.
Queso: rulo de cabra.
Uvas.
Aceite de oliva virgen extra.

Sencillo, sencillísimo.

Tostamos el pan, untado con un poco de aceite.
Sobre él ponemos una rodaja de queso, para que se caliente y se funda ligeramente.
En una sartén, con unas gotas de aceite ponemos las uvas, partidas al medio y despepitadas. Este paso es lo que “más trabajo” da. 

Dejamos unos minutos hasta que estén hechas.
Montamos el pincho poniéndolas encima del queso, presionando un poco para que no caigan.
Comerlo calentito y después... beso.




“Bueno es que haya ratones, para que no se sepa quien el queso se come.”

Leí esta idea en “Directo al paladar” y en “Gastronomía y Cía”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario