miércoles, 3 de junio de 2015

Crêpes (frisuelos) rellenos con salmón.






La de hoy es una receta laboriosa, pero merece el esfuerzo.

Necesitamos para hacer las crêpes:
2 huevos.
200 ml de leche.
100 ml de agua.
120 g de harina.
Una pizca de sal y un poco de aceite.

Batimos los huevos con una pizca de sal; añadimos la harina y mezclamos; vamos agregando la leche y el agua. Batimos bien para que no queden grumos. Si os queda alguno podéis colar la masa para eliminarlos.

Dejamos reposar en la nevera como mínimo media hora, aunque puede ser más.

Mientras se hace el sofrito del relleno vamos haciendo las crêpes. En una sartén untada con aceite ponemos un poco de la masa, lo justo para cubrir el fondo; dejamos que se hagas por un lado y le damos la vuelta. Seguimos así hasta terminar la masa.



Necesitamos para el relleno:
Ajo, 2 dientes.
½ cebolla.
½ pimiento rojo y ½ verde.
2 tomates.
2 rodajas de salmón fresco.
Aceite, sal y pimienta negra.

Y un poco de queso para rallar; yo puse manchego curado.

Salamos el salmón y lo sellamos en una sartén. No hay que hacerlo mucho porque después  terminará de cocinarse. Dejamos enfriar, quitamos las pieles y las espinas y lo desmenuzamos.

En otra sartén con un poco de aceite sofreímos el ajo, la cebolla y los pimientos, todo partido en trozos pequeños, a fuego lento con un poco de sal y pimienta. Cuando empiece a estar blando añadimos los tomates rallados. Cocinamos.

Cuando esté hecho ponemos el salmón.    




Vamos a montar la crêp.

En el centro ponemos unas cucharadas de relleno, enroscamos y vamos poniéndolos en una fuente que pueda ir al horno.












Rallamos un poco de queso por encima y gratinamos.


 





Y listo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario