lunes, 25 de junio de 2018

Champiñones rellenos con chorizo.



Un aperitivo muy sabroso que podemos tener adelantado a falta del último golpe de horno. 

Lo ideal es tener champiñones más bien grandes para que quepa bastante relleno pero sin son pequeños, para  un solo bocado también resultan  muy bien.

Muy importante es que los champiñones estén frescos, blancos, tersos, ni pasados ni demasiado abiertos.



Necesitamos:
3 ó 4 champiñones por persona. Yo hice 12 y las cantidades que os pongo son suficientes.
1 cebolla mediana.
½ Chorizo, para freír.
Sal y aceite de oliva virgen extra.

Empezamos quitando el pie y limpiando bien los champiñones, sin mojarlos, con paño de cocina o con papel.

En una fuente de horno ponemos un poco de aceite y lo extendemos con una brocha; ponemos los sombreros con el hueco del pie hacia arriba. En ese hueco ponemos una pizca de sal y unas gotas de aceite.

Los metemos en el horno a 180º durante unos 15 minutos, aunque el tiempo depende del tamaño.

Mientras vamos haciendo el relleno.
 
Picamos menudo  la cebolla y los pies de los champiñones. Lo ponemos en una sartén con una o dos cucharadas de aceite, a fuego suave, con pizca de sal hasta que esté bien sofrito.

Sacamos los champiñones del horno y vamos rellenando con el sofrito de la sartén.
Pelamos el chorizo y lo desmenuzamos a trocitos pequeños.

Cubrimos cada sombrero con un poco de este picadillo de chorizo y lo volvemos a meter al horno durante unos minutos, solo los necesarios para que el chorizo se haga ya que lo demás ya está cocinado.



                                             ¡Y listo!
 

Si buscáis más ideas para rellenar champiñones tengo algunas más publicadas. Os dejo los enlaces:



Esta receta de hoy está inspirada en este blog.


No hay comentarios:

Publicar un comentario