jueves, 7 de junio de 2018

Bocadillo de solomillo y berenjena.



¿Quién ha dicho que un bocadillo no puede ser una cena de lujo? Todo depende de que esté hecho.

Este bocadillo que hoy os propongo en una auténtica  exquisitez. 

Tenemos que empezar por un buen pan. El pan es fundamental para que el bocadillo sea un éxito. Yo he utilizado un pan de espelta que elaboran en una panadería artesana.



Necesitamos para un bocadillo:
Dos rebanadas de pan de calidad.
Cebolla, pimiento rojo y berenjena.
Un medallón de solomillo de ternera.
Aceite de oliva virgen, sal y pimienta negra.



Empezamos partiendo la cebolla y el pimiento rojo en tiras. Lo ponemos a freír en una sartén con un poco de sal y una cucharada de aceite, despacio, hasta que esté todo blandito pero sin que esté demasiado hecho.

Partimos la berenjena en lonchas finas, si queréis con una mandolina o con cuchillo. La hacemos a la plancha hasta que esté cocinada. Podéis pelarla si no os gusta la piel pero a mí me gusta dejarla.

Salpimentamos el solomillo y lo hacemos a la plancha, más o menos a nuestro gusto.

Vamos a montar el bocadillo: ponemos el pan y encima parte del sofrito de cebolla y pimiento, una rodaja de berenjena, la carne, otra rodaja de berenjena y sofrito. Tapamos con la otra tapa de pan.

 

                                            ¡Y listo!



 


No hay comentarios:

Publicar un comentario