sábado, 28 de noviembre de 2020

Clafoutis de pera.


 

Una tarta, de origen francés, que está, en mi opinión a medio camino entre el flan y el bizcocho.

Se puede hacer con distintas fruta; la más tradicional es con cerezas pero admite manzanas, higos, ciruelas o, como en esta ocasión peras.


Necesitamos:

1 ó 2 peras, lo suficiente para cubrir el fondo del molde con gajos finos.

100 g de harina.

70 g de azúcar blanco.

2 cucharadas de azúcar moreno.

250 gramos de leche.

3 huevos.

Mantequilla para engrasar el molde.

Azúcar glas, para adornar.

Empezamos lavando y pelando las peras, las partimos en gajos finos, desechando el corazón y reservamos.

Engrasamos un molde redondo de 20/22 centímetros, con mantequilla, el fondo y los laterales.  

Lo espolvoreamos con el azúcar moreno, sacudimos para quitar el sobrante.

Colocamos los gajos de pera hasta cubrir toda la superficie, procurando que los trozos de pera no se superpongan.

Precalentamos el horno a 180ºC.

En un bol grande batimos los huevos, añadimos el azúcar, seguimos batiendo hasta que esté espumoso;  añadimos poco a poco la harina tamizada, revolvemos.

A continuación agregamos la leche y batimos con unas varillas hasta que quede una masa homogénea y sin grumos.

Con un cucharón ponemos la masa en el molde, con cuidado para no descolocar los gajos.

Metemos en el horno, unos 20 minutos serán suficientes porque no es muy alta, pinchamos para comprobar.

Dejamos templar y desmoldamos.

Cuando está fría cubrimos con azúcar glas.



¡Y listo, a disfrutar!

2 comentarios:

  1. Como bien dices,este tipo de postres están entre suave....y esponjos...vamos que son un manjar 👍besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además son muy versátiles, puedes cambiar la fruta y "estrenas" tarta. Para el desayuno del fin de semana, que se note que es fiesta. Cuídate. Besinos

      Eliminar