jueves, 31 de diciembre de 2015

Venera.





La primera vez que yo oí  hablar y vi hacer este dulce fue hace muchos años, en Merou, una aldea del occidente asturiano del Concejo de Boal.

Los ingredientes son los típicos del mazapán, almendra molida y azúcar a partes iguales y huevo en este caso entero. Además necesitamos una oblea y guindas en almíbar para adornar.

Yo creo que la dificultad que tiene este dulce es dejar el mazapán en el punto justo: ni demasiado seco ni demasiado húmedo. Y como toda la almendra no absorbe lo mismo, ni todos los huevos son del mismo tamaño, hay que ir con cuidado y no se pueden dar unas cantidades exactas.

Yo puse 125 g. de almendra, 125 g. de azúcar y 1 huevo e hice dos veneras pequeñas, individuales.

Mezclamos la almendra con el azúcar y vamos añadiendo, poco a poco, el huevo ligeramente batido. Mezclamos primero con un tenedor y después con las manos ligeramente húmedas para evitar que se nos pegue la masa.

Conviene tener preparada un poco más de la mezcla de almendra y azúcar por si nos queda demasiado blanda añadírsela. Por el contrario si nos queda demasiado seca nos humedecemos un poco más las manos y seguimos amasando para trasmitirle un poco de humedad.

Cuando lo tenemos bien mezclado lo dejamos reposar, para que la almendra se hidrate bien, como mínimo 1 hora.

Otra pequeña dificultad que podemos encontrar, si no somos previsores, es el dibujo: a no ser que en Educación Infantil hayáis sido los reyes de la plastilina conviene que tengáis claro el diseño porque lo de ponerse a hacer churritos sin saber lo que necesitamos puede llevarnos al desastre.

Los diseños tradicionales empiezan con una circunferencia y a partir de ahí vamos añadiendo semicírculos y ampliando, pero creo que también quedará muy bien si hacéis vuestro propio diseño.

Vamos haciendo los churros de mazapán y poniéndolos sobre la oblea hasta terminar.

Precalentamos el horno solo por arriba y ponemos la venera hasta que coja un bonito color dorado ¡cuidado! se quema con facilidad.

Cuando enfría la adornamos con guindas tapando los huecos. 


¡Hasta el año que viene!

9 comentarios:

  1. Tiene que estar de muerte.Te espero en elracodeldetall.blogspot.com con dos rituales del Feng Shui que podrán ayudarnos a despejar las energías negativas y estancadas en nuestro hogar y nuestra vida, invitando a que la salud, el amor y la prosperidad estén presentes en este año 2016 que esta por comenzar.

    ResponderEliminar
  2. Que pinta!! Este postre me lo apunto, muchas gracias y feliz año nuevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es fácil y está para no parar de comer. Te puede ayudar el peque (que ya no es tan peque)a hacerla y a comerla.
      bs

      Eliminar
  3. Que pinta!! Este postre me lo apunto, muchas gracias y feliz año nuevo

    ResponderEliminar
  4. Vaya recetas buenas y bonitas que tienes en tu precioso blog! Te deseo un muy feliz 2016.Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Olga. Gracias por tu visita. Yo ya me dado una vuelta por tu blog y me ha encantado (ese pan que tienes "me llama", a ver si me atrevo.
      Hasta pronto, un beso

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Hola María. Rico, sencillo y creativo porque aunque hay diseño tradicionales cada uno puede inventar el suyo.Gracias por la visita. Un saludo.

      Eliminar