viernes, 31 de agosto de 2018

Empanada de chicharro en escabeche.







Necesitamos para la masa:
325 g de harina.
70 g de vino blanco.
70 g de aceite de girasol.
70 g de leche.
6 g de sal.
1 cucharadita rasa de pimentón dulce.
1 huevo mediano.

Necesitamos para el relleno:
2 ó 3 cebollas.
1 pimiento verde.
Cucharrillos en escabeche, en conserva.
Aceite de oliva virgen extra y sal.



Empezamos haciendo el relleno ya que necesitamos que esté frío cuando lo vayamos a usar.

Los rellenos de las empanadas son de lo más variados, admiten muchos ingredientes distintos desde el aprovechamiento de restos de otros platos hasta…lo que queráis. Pero eso si siempre tienen que ser jugosos. Por eso ingredientes como la cebolla o el tomate son casi imprescindibles.

En este caso es de cebolla, pimiento verde y chicharro en escabeche. Yo utilizo con frecuencia el chicharro en escabeche para las ensaladas, recuerdo de mi niñez leonesa, y esta vez pensé en utilizarlo como relleno.



Hacemos un sofrito con aceite de oliva, un par de cucharadas, mucha cebolla, pimiento verde y sal. Cuando enfríe añadimos el chicharro partido.

La masa es muy fácil de hacer; lo primero es pesar todos los ingredientes, lo segundo juntarlo todo y lo tercero dejarlo reposar.

En un bol grande ponemos la harina y añadimos la sal y el pimentón, damos unas vueltas para que se repartan bien; os parecerá que el pimentón no cambia nada el color de la harina pero al añadir lo demás notaréis claramente el color.

Agregamos el huevo batido (yo reservo una mínima parte para después pintar la empanada), la leche, el vino blanco y el aceite (mejor de girasol que no aporta mucha sabor).

Hacemos una bola y la dejamos reposar tapada con un paño unos 30 minutos.


Pasado ese tiempo dividimos la masa en dos partes, una ligeramente mayor que la otra.

Estiramos la bola más grande que será la base de la empanada, intentando dejar el mismo grosor por todos los sitios. Forramos el molde  (yo usé uno de silicona redondo de 25 centímetros).

Repartimos el relleno por encima.

Estiramos la otra bola y cubrimos la empanada. Cerramos bien los bordes. Hacemos una pequeña chimenea en el centro para que salga el vapor al cocerse. Con los recortes que nos queden podemos hacer unos adornos.

Pintamos la empanada con el huevo batido.

Calentamos el horno a 200º y la cocinamos hasta que esté dorada aproximadamente unos 40 minutos, aunque ya sabéis que el tiempo depende del horno.

Sacamos a una rejilla y dejamos enfriar.



                                             ¡Y listo!






2 comentarios: