viernes, 9 de noviembre de 2018

Crema de castañas y chocolate.


Estamos en un buen momento para degustar las castaña, un fruto típico del otoño que nos sirve tanto para preparaciones dulces como para guarniciones e incluso platos de cuchara.


No es un postre ligero ¡solo hay que ver los ingredientes! pero una pequeña cantidad después de una comida no muy copiosa es un auténtico placer.



Necesitamos para cuatro:
250 g de castañas peladas.
140 g de chocolate.
60 g de azúcar moreno.
100 ml de nata para montar.
Un poco de leche.
30 g de mantequilla.
Una pizca de sal.

Empezamos quitando a las castañas la cáscara exterior y poniéndolas a cocer en agua con una pizca de sal. A los 15 minutos aproximadamente apagamos y dejamos templar. Antes de que se enfríen las pelamos quitándoles la piel fina que tienen. Mientras estén calientes es más fácil.

Las ponemos en una cazo con la leche, que las cubra ligeramente y las dejamos cocer dándoles vueltas para que se terminen de cocer y absorban la leche. Trituramos.

En un bol ponemos el chocolate y el azúcar. Calentamos la nata y antes de que hierva la vertemos en el bol y damos vueltas para que se disuelvan.  Cuando está bien disuelto todo agregamos el puré de castañas y revolvemos hasta conseguir una mezcla homogénea.

Lo servimos en copas y dejamos reposar en el frigorífico unas horas antes de servirlos.


                                            ¡Y listo!

2 comentarios:

  1. Mil gracias, probaré la receta, aunque este año las castañas brillan por su ausencia.

    ResponderEliminar
  2. Hola, tienes razón, apenas hay castañas, menos mal que para esta receta se necesitan pocas. Un saludo.

    ResponderEliminar