sábado, 2 de agosto de 2014

Pechuga de pollo, con manzana, a la sidra.






Hoy una pechuga de pollo, un poco disfrazada pero no deja de ser  una pechuguita de pollo (bueno, para ser sincera, media pechuguita, que para dos es suficiente).






Necesitamos darle un poco de sabor así que cogemos unos dientes de ajo, una hoja de laurel seco, unos granos de pimienta negra y unas ramitas de romero.
 






Ponemos un poco de aceite en la tartera y añadimos todo lo anterior; si tenemos tiempo lo dejamos unos minutos para que el aceite coja los sabores; sino directamente a freír. Es increíble el aroma que suelta cuando va cogiendo calor.



Partimos una cebolla en trocitos y la añadimos a la tartera; dejamos que se sofría.

Cuando está blanda y un poco dorada, añadimos la sidra natural, subimos el calor para que se evapore el alcohol. 



Añadimos unas patatas cortadas en lonchas como de un centímetro.

Dejamos cocer, a fuego lento, tapadas unos 8 ó 10 minutos.

 

Mientras, en una sartén, con muy poco aceite, freímos a fuego fuerte los trocitos de pechuga de pollo.
 

 

Lo juntamos todo, en la tartera, tapamos y dejamos cocer unos minutos más. Comprobamos que las patatas estén tiernas y la carne hecha por dentro, apagamos y dejamos reposar.
 




En la misma sartén que hemos frito el pollo (sin limpiarla) ponemos unos trocitos de manzana para que se caramelicen y recoja todo el sabor. Nos servirá de guarnición.
Y...listo.
 





5 comentarios:

  1. Tiene que estar muy bueno, además a mi los toques de fruta en las comidas me encantan,
    Un saludo Amparo

    ResponderEliminar
  2. Si quieres puedes publicar tus recetas en facebook en la pagina
    "La Cocina de Trini Altea y sus Amigas"

    https://www.facebook.com/groups/185012434898921/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la invitación.
      Un saludo

      Eliminar