viernes, 10 de enero de 2014

Hojaldre relleno de salmón.





Un plato realmente bueno.
Necesitamos: salmón fresco, hortalizas (ajo, fréjoles, cebolla, pimiento verde...), una plancha de hojaldre congelado, un huevo, sal y pimienta negra.

Lo primero es hacer el sofrito con las hortalizas que más os guste. Yo puse ajo, cebolla en juliana, pimiento verde y judías verdes (fréjoles) en trocitos pequeños.




Mientras se va haciendo preparamos el salmón fresco, un trozo de lomo o, como en este caso, un trozo de la cola. Quitamos la piel y salpimentamos.




 Estiramos un poco la plancha de hojaldre y ponemos el salmón sobre una mitad.





 Extendemos encima el sofrito.





Cubrimos con la otra mitad del hojandre y cerramos bien. Pinchamos con un tenedor para hacer unas "chimeneas".


En este punto tenemos que pintar el "paquete" con huevo batido para que al hornearlo quede de un bonito color pero yo... no tenía ni un huevo.
Tener gallinas de casa es CASI siempre una gran ventaja: tienes huevos frescos, de gallinas bien alimentadas pero a veces se toman unas "vacaciones" y no ponen y como no tengo costumbre de comprar huevos pués pasa lo que pasa: no hay huevos en casa. ¡Hay que ser más previsora!
Pintáis y al horno, 20 minutos a 220º.






Estaba espectacular.
En fin, probad y ya me contaréis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario